No sólo se trata de piratas: la arqueología subacuática

Naufragios, tesoros, esqueletos, cañones…muchas veces los medios de entretenimiento (principalmente las películas) nos hablan de grandes hallazgos que se encuentran en las profundidades del océano, incluidas ciudades perdidas, todo un espectáculo que fascina la imaginación de cualquiera.

Lo cierto es que esto si existe, dichos “tesoros” de las profundidades son tan reales como las pirámides mesoamericanas o la gran muralla y, de hecho, los arqueólogos llevan un tiempo estudiándolos (aunque claro sin aquellos piratas malditos, fantasmas o monstruos de las profundidades que tanto apasionan a los creadores de ciencia ficción).

Esta es una representación de la Atlántida en un acuario, aquella ciudad mítica ha fascinado la imaginación de muchos, pero no es lo que estudia la arqueología subacuática (aunque de ser real sería increíble)

La rama de la arqueología que se encarga del estudio de todos estos hallazgos se denomina como arqueología subacuática y esta se puede definir como: el estudio sistemático de la vida humana del pasado a través de los restos materiales, así como otras evidencias que se encuentran en un ambiente sumergido.

Esto último lo que nos está diciendo es que la arqueología subacuática se encarga de estudiar la vida de los seres humanos a través de la evidencia que se encuentra bajo el agua. Lo interesante es justamente que la evidencia puede ser muy variada y depende mucho del ambiente donde se encuentra, pues lo que se encuentra en el agua salada (el mar) no va a ser lo mismo que vas a encontrar dentro de los depósitos de agua dulce (ríos, lagos, cenotes, entre otros). Cabe destacar que, aunque si, los naufragios de barcos “piratas” y sus “cofres del tesoro” han llegado a ser analizados, realmente no es el enfoque de un arqueólogo subacuático, pues a veces se trata de navíos pequeños, otras veces de ánforas (vienen a ser una especie de recipientes que contenían alimentos u otros bienes), otras son restos de cerámica depositados en el fondo de un cenote, entre muchas otras cosas.

Ahora bien, aunque puede ser un poco evidente, hay que decir que la arqueología subacuática tiene su propia metodología y técnicas, ya que los materiales sumergidos son muy susceptibles a ser dañados una vez que se remueven de su lugar (uno no puede sacar los materiales solo porque si, pues estos son muy frágiles y una manipulación sin cuidado los puede destruir). Entre las diversas técnicas se pueden encontrar:

  • -el estudio de historia y eventos relacionados a esta
  • -química, física y ciencias de la información
  • -antropología cultural
  • -dendrocronología (esta ayuda a que se pueda estimar “la edad” de las piezas de madera
  • -arqueobotánica y zooarqueología (a veces se encuentran fósiles de animales y plantas, pero NO me refiero a dinosaurios)
  • -geología y rayos x

Y al final, ¿de qué me sirve saber todo esto? Bueno recordemos que el agua es un elemento que no puede faltar en la vida de los seres humanos, y más allá de ser usada para nuestra hidratación, los usos que se le han dado son muy variados, en el caso de los cuerpos de agua dulce, tenemos que a veces las comunidades se asentaban alrededor o cerca de estos, y se puede encontrar información del modo de vida de estos grupos a través del análisis de la evidencia sumergida, por ejemplo en el área maya se puede hallar evidencia de los ritos que practicaba la gente en los cenotes (más allá del cliché de arrojar a alguien al agua, cosa que si se daba pero no de la manera que tú crees), en otras partes del mundo, los lagos guardan ruinas de algunos castillos, o construcciones que quedaron sumergidas

File:Igreja Sagrado Coração de Jesus( submersa no Rio São Francisco) -  panoramio.jpg - Wikimedia Commons
Iglesia sumergida en el río San Francisco (Brasil)

por otra parte, respecto al ya recurrente caso del mar, se tiene que al estudiar la evidencia sumergida se puede aprender de las rutas comerciales, se pueden identificar hallazgos de barcos, aviones, submarinos y otros medios de transporte que se perdieron en el mar, podemos inclusive estudiar los eventos bélicos o encontrar como los seres humanos se fueron expandiendo por el mundo en la prehistoria, entre muchas otras cosas.

Arqueólogo tomando medidas de un motor que era parte de un navío

Referencias

http://www.unesco.org/new/en/culture/themes/underwater-cultural-heritage/about-the-heritage/protection/underwater-archaeology/

Delgado James. P. y Staniforth Mark

(2009)Underwater Archaeology. En Archaeology volume 1 editado por Donald L. Hardesty, pp 227-249 EOLSS:UNESCO.

Facebook Comments Box

1 comentario en “No sólo se trata de piratas: la arqueología subacuática”

  1. Pingback: La arqueología en el espacio: ¿la ultima frontera? - ARQUEONAUTAS

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *