La arqueología en el espacio: ¿la ultima frontera?

Es impresionante la cantidad de áreas en las que se puede especializar un arqueólogo. Hemos visto arqueólogos en las profundidades de los mares, en escenas de crímenes e incluso hasta en el desarrollo y análisis de videojuegos. Pero hoy hablaremos de algo que incluso muchos arqueólogos podrían desconocer… el espacio.

Y en esta ocasión no hablamos del espacio-entorno geográfico (ese será tema que tocaremos en las siguientes semanas), sino al verdadero espacio a 400 km arriba de nosotros para ser precisos. ¿Algunas vez te haz preguntado como es la vida de en el espacio?, pues la Dr. Alice Gorman y el Dr Justin Walsh de la Chapman University, así como sus colegas se han tomado muy en serio esta pregunta, al punto de realizar el International Space Station Archaeological Project, del cual hablaremos en esta ocasión.

¿Por qué la vida espacial es importante para los arqueólogos?

El concepto de Davis Meltzer que ilustra una vista recortada de la nave espacial Apolo y Soyuz acoplada en órbita terrestre. Esta escena representa el momento en que las dos tripulaciones internacionales se reúnen en el espacio por primera vez.

El objetivo de los investigadores, en palabras de ellos mismos es: “proporcionar una comprensión de la cultura material como una componente clave de la vida en el espacio”. Si bien, la importancia intrínseca de este estudio es comprender aun mas como el ser humano se relaciona en el espacio. Al ser un lugar tan pequeño y con alta multiculturalidad, resulta fascinante entender estas dinámicas bajo la óptica arqueológica.

¿Cómo los arqueólogos llegan al espacio?

Esta vista del Transbordador Espacial Endeavour acercándose a la Estación Espacial Internacional (ISS) fue tomada por uno de los miembros de la tripulación de la Expedición 1 a bordo de la estación. (NASA)

Por desgracia, ningún miembro de los investigadores del ISSAP han estado físicamente en la Estación Espacial Internacional debido a que no son astronautas. Sin embargo, el proyecto se realizó con una serie de 48 fotografías históricas que datan entre noviembre de 2000 y abril de 2014 que representan la vida en el módulo ruso Zvezda. Estas fotografías se encuentran en la cuenta pública de Flickr del Centro Espacial Johnson de la NASA.

¿Qué datos se han obtenido de este proyecto?

Una imagen original tomada al mismo tiempo que la modificada tuiteada por @ShkvarkiUA, que muestra a los cosmonautas sosteniendo pequeños íconos de San Nicolás. (Roscosmos)

Se catalogaron 414 instancias de 75 artículos únicos en exhibición en las 48 fotografías. Cada foto se eligió porque mostraba algún cambio en la configuración de los elementos en el espacio de popa de Zvezda, en relación con las imágenes anteriores. También se registraron las ubicaciones de los elementos, de modo que se pudiera evaluar su aparición, desaparición, movimiento y relación con otros elementos y el área en general.

Recientemente en 2020, se publicó el primer articulo del ISSAP llamado “Eternity in Low Earth Orbit: Icons on the International Space Station“, y hacen una aproximación bastante interesante entre los objetos religiosos de la iglesia ortodoxa y la vida espacial. Si te interesa mas de este temática, te dejamos el blog en el que hablan mas afondo de esto.

El futuro

Póster de Julia Kuo para celebrar los 48 años de la misión Apollo 11.

Si bien es muy aventurado hablar del futuro de las misiones espaciales, y mas aun de la forma exacta en que se elaboran, no podemos dejar de pensar en las implicaciones antropológicas de estas. The Conversation realizó una entrevista a la ya mencionada Dr. Alice Gorman para hablar del patrimonio lunar y su protección ante la probable intervención para analizar el impacto del ser humano en la superficie lunar (en el caso de las misiones Apollo).

De igual, forma la autora realiza una pregunta muy interesante: “what happens when another planet becomes home, when the first generations are born, live, and just as importantly, die in space?”. Las implicaciones de la muerte en el espacio podría llegar a ser un punto de inflexión en la forma en la que se interactúa con esta, explica la autora, ya que hasta el momento no se ha registrado ninguna muerte humana fuera de la tierra.

Para finalizar, la autora menciona lo que podría pasar en 2069 con las misiones lunares. Sean estaciones mineras o incluso turismo, espacial está claro que la luna seria un lugar multicultural y con un contexto arqueológico que seria un gran reto de investigar desde una perspectiva metodológica pero que sin duda nos dejan fascinados.

¡Cuéntanos que opinas!, ¿Crees que algún día los arqueólogos lleguen a excavar otros planetas?, ¿Cuál crees que serian las limitantes?, ¿Qué sentirías si al mirar la luna vieras en realidad un parte mas de la humanidad?.

Facebook Comments Box

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *