La arqueología: una ciencia conocida, pero mal entendida

La arqueología es un caso peculiar ya que en el pensamiento popular es algo bastante conocido, tal vez gracias a las representaciones que ha tenido en el cine, la televisión y los videojuegos, pero a su vez esta exposición ha logrado que la gente entienda de mala manera la arqueología, tal vez dañando o desanimando un poco a la personas que puedan estar interesadas.

Pero ¿por qué?

En busca del arca perdida’ Fotograma de la película

A lo largo de los años al arqueólogo se le ha pintado como un aventurero, que busca tesoros y con el propósito de conseguir este, no importa los medios y la destrucción, de otras piezas, Carlos Tejerizo le da un término: “buscar y encontrar”, para Tejerizo “el objeto es el que da a la arqueología su sentido es su único fin”. Podemos ver muchos ejemplos de estos en las películas, por ejemplo:

  • La caja de pandora en Tomb Raider.
  • El arca de la alianza de Indiana Jones
  • El libro de los muertos en La momia

Por otra parte, también podemos ver la destrucción que se deja de la cultura material, una escena que más se marco en mi cabeza es en la última película de Indiana Jones y la calavera de cristal, obviando la representación de los ovnis en la arqueología, es cuando “Indy” toma un cuchillo y rompe y abre los vendajes de una momia que al entrar al contacto al aire se pulveriza, esto refuerza la idea de Tejerizo: “el objeto es el que da a la arqueología su sentido es su único fin”, siendo el fin la calavera de cristal.

La excavación es otro tema muy particular, los arqueólogos saben la importancia del orden en esta, pero son varias la películas en las podemos observar un patrón muy similar en las excavaciones donde son muchas personas excavando sin ningún orden bien definido, tratando de encontrar algo, hasta que alguien grita que ha encontrado el “inserte el objeto importante de la película”, dejando de lado todas las estructuras y demás materiales, “buscar y encontrar”.

  • Willie: creía que los arqueólogos eran unos graciosos hombrecillos que buscaban momias. (Indiana Jones y el templo maldito, 1984)
  • Ladrón de tumbas: ¿Qué es esta porquería? ¿Qué demonios hacían esos egipcios? Acumular trastos y más trastos inútiles. Eso es lo que hacían. ¡Cuánta basura antigua! (La momia 2: el regreso, 2001)
  •  Henry Jones: la búsqueda del grial no es arqueología, es la lucha contra el mal. (Indiana Jones y la Última Cruzada, 1989)

Esta idea de arqueología ha permeado tanto en el imaginario popular que se ven a personajes como Nathan Drake, del juego Uncharted, el cual en el mismo videojuego se explica que el no es un arqueólogo es un saqueador, esta idea se ha ido reforzando por estas representaciones en el cine.

¿Hay buenas representaciones?

Es difícil encontrar representaciones “fieles” a la arqueología, hay que considerar que la arqueología, a diferencia del pensamiento general, normalmente el 80% del trabajo arqueológico es de escritorio, ya sea en laboratorio, investigación de literatura, redacción de artículos, etc., siendo el resto la excavación, por lo que una película o serie enfocada en esto es complicado hacerlo muy llamativo para la gente.

Tomando en cuenta lo anterior unos ejemplos podemos verlos en Nico Robin, un personaje del anime One Piece, que, aunque obviamente la historia del manga/anime es imposible en la realidad, dentro de su mundo Nico hace una investigación y estudia los objetos que encuentra dentro de su aventura.

Mi vecino totoro, estudio Ghibli

Por otro lado, podemos ver la película de estudio Ghibli Mi vecino Totoro, donde el papá; Tatsuo Kusakabe, es un arqueólogo y aunque no sale mucho en la película lo podemos ver investigando, es decir haciendo trabajo de escritorio.

Conclusión

La representación que ha tenido la arqueología en la cultura popular ha sido extensa y aunque esto haya hecho que sea un poco más conocida, también ha causado un mal entendimiento de la materia, lo que puede llevar a que las personas que se quieran acercar a este mundo se sientan decepcionados al acercase a este mundo y tal vez, en caso extremos, la idea de “buscar y encontrar” tesoros de pie a que las personas no respeten el patrimonio cultural que ellos no consideren importantes.

Si les interesa ahondar más en este tema les recomiendo el artículo de García, C. T. (2011). Arqueología y cine: distorsiones de una ciencia y una profesión. El Futuro del Pasado: revista electrónica de historia, (2), 389-406.

Facebook Comments Box

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *